El temario de estudio en las oposiciones de correos

Siempre que se abre la puerta de una nueva convocatoria a oposiciones de Correos, existe un sinnúmero de información al respecto. Algunas páginas abruman de tanto contenido, pero, sin embargo, no siempre es el contenido idóneo para la ocasión.

Es decir, que leerlo o no leerlo da igual. No es importante. Por tanto, para brindar un soporte real a las personas que están interesadas en formar parte de Correos en 2018, y están esperando la nueva convocatoria para las oposiciones, hemos realizado este post a modo de informar sobre lo que realmente importa.

Datos, cifras, cómo tener mayores posibilidades. Todo está aquí.

Los datos más importantes

Las oposiciones de Correos del año 2018 tienen datos que vale la pena destacar. Estos datos en sí no representan que tengas más o menos posibilidades de trabajar en Correos, pero te ayudarán a saber cómo funcionan y cómo puedes aprovechar la serie de consejos que te dejamos al final de este post.

  • Las plazas disponibles mediante oposiciones serán de casi 2.500 en esta convocatoria. Esto a nivel nacional, y cada provincia tendrá una cantidad que variará dependiendo de sus necesidades particulares.
  • Habrá plazas de diferentes niveles, desde ayudantes de Correos hasta ejecutivos de Correos. Por supuesto, también habrá una importante brecha salarial entre el cargo más bajo (alrededor de 1.100 euros) y el cargo más elevado (más de 1.500 euros).
  • Las fechas de las inscripciones todavía no han sido anunciadas, pero se estima que sería para la última quincena de octubre cuando se abran las inscripciones. Para saberlo, lo mejor es visitar con regularidad la página oficial de Correos en su aparatado de información sobre las oposiciones.

Ahora que sabes esto, es hora de conocer otros datos que pueden interesarte y, sobre todo, conocer algunos consejos que de seguro te harán aprovechar tus capacidades para estar dentro de Correos al final de estas oposiciones.

Las pruebas que debes superar

En las oposiciones de Correos, la prueba que define prácticamente todo es un examen teórico, de tipo test.

Este examen tiene una duración de 1 hora y media, y en él tendrás que responder cerca de 100 preguntas.

Las personas que tengan una nota igual o mayor a 15 puntos (de 30 puntos máximo) tendrán la posibilidad de ser evaluados en próximas pruebas para ingresar a Correos. Los que saquen un puntaje menor, directamente están afuera.

Lo interesante de esto es que tienes 90 minutos para 100 preguntas. Es decir, una pregunta por minuto para presentar el 90% del examen.

Por esta razón, se hace indispensable manejar la teoría que necesitarás para presentar dicha prueba. Esto es lo que puedes conseguir con el temario. Si bien el temario oficial de las oposiciones correos todavía no se hace público, o no es gratuito, en algunas páginas web podrás conseguir los temarios de convocatorias de años anteriores.

Las oposiciones de Correos no suelen variar tanto de año en año en cuanto a la teoría de los temarios, por lo que puede funcionarte comenzar estudiando temarios de años anteriores. Sobre todo si los consigues de forma gratuita.

Más que estudiar, poner en contexto

Y a pesar de que hemos afirmado que estudiar el temario de a fondo es una de las cosas que te harán triunfar en las siguientes oposiciones, también debemos afirmar que lo importante no es manejar toda la teoría en el cerebro, sino saber ponernos en contexto.

La prueba se realizará en un espacio que todavía no conoces, con otras personas, y donde la presión pudiera jugarte en contra. Así, a pesar de dominar toda la teoría, en la práctica no tuviste el nivel para afrontar dicho compromiso.

Para evitar estos problemas, que son naturales y a cualquier persona pueden sucederle, lo mejor es hacer simulacros, hacer pruebas test inventadas por ti o por algún amigo o familiar. De esa manera, practicarás de mejor forma. Si puedes, por qué no, intenta hacer las pruebas en un contexto idéntico: con un cronómetro contando 90 minutos.

Con la práctica dominarás todos los aspectos que la teoría, por sí sola, no puede abarcar. Muchos de los individuos que fracasan en las pruebas teóricas de las oposiciones lo hacen, sencillamente, por la presión del contexto en el que tienen que desenvolverse al momento de la prueba.

Las sesiones de estudio

Uno de los engaños de las personas que estudian, es el tiempo. Pensar que siempre tienen tiempo para resolver cualquier cosa que tienen por delante, cuando en realidad puede que no sea así.

El éxito en las pruebas de las oposiciones de Correos dependerá, sencillamente, de la disciplina que tengas para hacer sesiones de estudio con la suficiente antelación como para no tener que estar sacando tiempo a último momento.

El hábito, la distribución de horas y de temas, dependerá de ti, independientemente. No todos los métodos funcionan para todas las personas. Pero, lo ideal es comenzar con suficientes meses de antelación, ya que los temarios son densos, con bastante información, y la prueba es bastante amplia también.

Por términos de posibilidades, una persona que tenga poco tiempo de estudio y práctica a cuestas, tendrá una desventaja abismal frente a otra persona que se haya tomado mucho tiempo para hacer sesiones de estudio del temario de las oposiciones con suficiente antelación.

La diferencia, principal y definitiva, es que uno posiblemente obtenga el empleo en Correos, y el otro no. Debes tratar en la medida de tus posibilidades de ser esa persona que obtenga el empleo.

Correos es una buena oportunidad para empezar

Para empezar, o para empezar de nuevo. Trabajar en Correos no sólo te ofrece la posibilidad de tener un buen sueldo, la reputación de una buena empresa, experiencia y estabilidad. También te puede brindar la oportunidad de conocer personas con gustos y aptitudes similares a las vuestras, lo que puede dar pie a un sinfín de proyectos conjuntos.

Aunque no lo creas, más del 80% de las personas que han entrado a Correos, en las oposiciones anteriores, afirman sentirse a gusto en la empresa, y no se arrepienten de la decisión de inscribirse.